Buscan endurecer penas por robo de celulares



El diputado Fernando Rocha Amaro propuso incluir el robo de celulares dentro de los delitos que se castigan de forma agravada, lo que puede llegar a ocasionar una pena de prisión adicional de hasta diez años.

Dependiendo del valor o cuantía de lo robado, puede variar de seis meses (para el caso de la mínima cuantía) hasta 12 años (especificado para la máxima cuantía).

A través de la iniciativa presentada por el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, se pretende adicionar una fracción al artículo 197 del Código Penal vigente en Durango.

“Los teléfonos inteligentes se han vuelto prácticamente indispensables para la mayoría de las personas”.

Para muchos, resulta fundamental el disponer de un teléfono inteligente para la realización de las labores cotidianas, o para una comunicación constante y permanente con los miembros de la familia.

En relación con lo anterior, se debe considerar a dichos artefactos como artículos de primera necesidad.

Puso como ejemplo a los estudiantes, ante la implementación de la modalidad de educación a distancia.

Por otro lado, el extravío de un celular implica el riesgo de invasión a la intimidad del propietario y de las personas que se encuentran incluidas en su lista de contactos, por lo cual, dicha pérdida representa inminentemente un peligro de daño real a un grupo de personas y no solo al implicado directamente.

El robo de teléfonos celulares se ha incrementado de manera notoria en prácticamente todo el país.