Buscan dar validez a clases que se brindan en hospitales: Dip. Rosa María Triana

Darán certeza a programas para abatir rezago educativo.

La diputada Rosa María Triana Martínez presentó la iniciativa de reformas a la Ley de Educación del Estado, para garantizar de validez de estudios a través de los programas que buscan erradicación de rezago educativo por razones de enfermedad.


Lo anterior, con la finalidad de que quienes se encuentran en la necesidad de sujetarse a esta modalidad educativa tengan certeza de que están teniendo avances en su salud y en su desarrollo educativo de forma sincrónica.

En este sentido, explicó que el artículo 163 de la Ley de Educación del Estado establece que los estudios de educación básica, media superior y normal realizados dentro del Sistema Educativo Estatal, tendrán validez en toda la República. Sin embargo, en ningún momento se menciona de forma particular que todos aquellos que cursen su educación a través de programas educativos de naturaleza distinta adquirirán la misma validez.

El rezago educativo por enfermedad es una problemática que debe atenderse con políticas públicas, a través de programas integrales que den continuidad al tratamiento y la rehabilitación de la niñez y la juventud que padece alguna enfermedad, pero que al mismo tiempo también prevenga el rezago educativo provocado por su condición de salud.

En el caso del estado de Durango, el sector educativo y el sector salud han desarrollado programas sólidos y multifacéticos para erradicar el rezago educativo por enfermedad.

A partir del año 2011, se puso en marcha el programa “SIGAMOS”, un Proyecto de prevención y atención al rezago educativo por enfermedad, se trata de un programa que contribuía a la disminución del rezago educativo de niñas, niños y jóvenes, quienes por motivos de salud se encontraban hospitalizados, en tratamiento o rehabilitación, o en casa convaleciendo.

Si bien, la implementación de este tipo de programas debe obedecer a la realidad social en la que se pongan en práctica los mismos, también es importante que a través de la ley se garantice la validez de los beneficios reales que estos programas dejan en la vida de quienes tienen que adherirse a ellos.