top of page
1240x158px_inversiones_junio1.png

Hoy es: 

Alimentar a la niñez duranguense, la satisfacción más grande de Hortensia


• Conoce de cerca, jefa de cocina del Comedor Octavio Paz, como viven este programa las niñas y niños que ya tienen alimento seguro


• Preparan platillos basados en un menú establecido por el DIF Nacional para que cuenten con un valor nutrimental adecuado

A las 5:00 de la mañana, suena el despertador de Hortensia Cervantes García, porque para las 6:20 ya está en el Comedor Comunitario Octavio Paz como jefa de cocina, donde ha conocido la “satisfacción más grande” de su vida: “que los niños se vayan con alimento en su estómago, porque hay niños que no tienen que comer.”


Como dice el programa “Nutriendo Almas”, con el que Toño Ochoa abrió este y tres comedores más en Durango, a Hortensia esto le nutre el espíritu; con lágrimas dice que “el agradecimiento de un niño no se paga con nada, es una cosa muy bonita.”


Agradecidos, así son las niñas y niños que a diario desayunan y comen en este centro.


“Dicen buenos días, alegres, porque van a recibir un alimento hecho con amor, luego lavan sus manos y esperan el desayuno con mucho entusiasmo”, relata.


“Dejan el plato limpio”, porque presume que son alimentos deliciosos y variados que obedecen a un reglamento y menú del DIF Nacional, estos comedores comunitarios tienen como prioridad el bien superior de la niñez.


Hortensia reconoce que el trabajo de jefa de cocina y cocinera en estos comedores es una de las labores más importantes que le ha tocado en su vida, estos niños se han convertido en su familia; “nuestros niños saben que es con mucho amor”.

0 visualizaciones

Comments


Se publicó:

bottom of page